Wunderkammer: gabinetes de curiosidades o maravillas que prosperaron en algunos lugares privilegiados de Europa en los siglos XVI y XVII. Colecciones de objetos únicos procedentes del reino vegetal, animal y mineral. Escaparates de  singularidades. Algo parecido a una biblioteca o a un catálogo editorial fuera de lo común.


Wunderkammer es una microeditorial que publica rarezas literarias, libros descatalogados o perdidos, obras desconocidas de grandes escritores y grandes obras de escritores desconocidos. Nos gustan los textos míticos y malditos, reveladores y revelados, oscuros e iluminados. Libros que dan alas al espíritu en sus múltiples manifestaciones. Libros que conectan con una tradición sumergida, extraoficial, más sugerente que evidente, más lunar que solar. Minoritaria y selecta. Reivindicamos el libro como objeto de culto, y una edición romántica en el fondo y en la forma. Nuestro diseño, firmado por los Hermanos Berenguer, parte de un modelo del mítico editor francés Jean-Jacques Pauvert, quien rehabilitó literariamente al Marqués de Sade, publicó la obra íntegra de Raymond Roussel y descubrió a Boris Vian, entre otras hazañas. 

Adoramos y perpetuamos el formato llamado americano que eligió para sus libros, pues permite llevarlos cómodamente en el bolsillo interior de la americana o en el bolsillo trasero del pantalón. Imprimimos las cubiertas en tipografía móvil, es decir, con caracteres de plomo en una vieja máquina Minerva en la imprenta Daví. Nuestra elegante Bodoni ha sido fundida para Wunderkammer en Swamp Press.  Para las ilustraciones hemos recurrido a otro grande: Ernest Haeckel, naturalista alemán que con su obra Kunstformen der Natur (1904) se reveló como un artista inmenso, poseedor de una auténtica esencia Wunderkammer. En cada ejemplar de nuestra colección el lector encontrará la reproducción de una de sus láminas, para usarla como punto de libro, coleccionar, regalar o simplemente para disfrutar contemplándola. 

NOS DIRIGIMOS A USTED, para quien lo común nunca es suficiente, para quien la existencia no tiene sentido sin una recreación artística y literaria, para quien lo diferente no solo importa sino que es lo único importante, para quien tiene visiones y habla con espíritus semejantes. Para quien no existen malos tiempos para la lírica, sino que la lírica es la única bandera y posible revolución. Si se siente identificado con estas palabras, bienvenido a Wunderkammer Club.